Alza de cristales

Levanta vidrios eléctrico

Se trata de un dispositivo técnicos para posibilitar la subida y bajada de ventanillas de automóviles. La variante eléctrica es casi estándar con un botón para accionar cada ventana en la puerta de la misma. Igualmente el conductor dispone de la posibilidad de accionar los 4 elevalunas, en su puerta o en la consola intermedia.

En el caso del levantavidrios eléctrico que funcionan con cordones tirantes, un motor eléctrico impulsa un tambor con el cordón con la ayuda de un tornillo sin fin. En el tambor los dos extremos del cordón de acero están diseñados para que con el giro un extremo se enrolle y el otro se desenrolle.

El antipinzamiento es un sistema de seguridad que evita daños en objetos o personas si estos son atrapados cuando se cierra la ventana. Los sistemas más sencillos implementan el antipinzamiento en parte de forma mecánica por medio de limitadores de momento. Los levanta-vidrios eléctricos más complejos y confortables con función de cierre automático requieren un sistema antipinzamiento: tan pronto como el momento de propulsión para cerrar elevar la ventana supera un valor límite dependiente de la posición de la ventana, entonces se invierte la dirección de movimiento de la ventana para liberar el objeto pinzado.

Actualmente, la mayoría de los vehículos modernos traen de fábrica el sistema de alza de cristales eléctrico. Sin embargo, algunos modelos aún utilizan el sistema de manivela; o bien el sistema instalado de fábrica dejó de funcionar o se estropeó. Por ello Stylo Audio Car se especializa en la instalación de estos sistemas.